jueves, 7 de julio de 2016

Id y proclamad que el Reino de Dios está cerca, que Dios está cerca de nosotros y está manifestándonos continuamente su amor

Id y proclamad que el Reino de Dios está cerca, que Dios está cerca de nosotros y está manifestándonos continuamente su amor

Oseas 11,1-4.8c-9; Sal 79; Mateo 10,7-15

‘Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca’. Es el encargo que Jesús les encomienda a aquellos a los que había llamado y elegido y que ahora envía por el mundo para anunciar esa Buena Noticia. ‘El Reino de los cielos… el Reino de Dios está cerca’. ¿Qué viene a significar ese anuncio? ¿Por qué ese anuncio es Buena Noticia, Evangelio, que hemos de creer?
¿No es una buena noticia que nos anuncien y nos digan que nos aman y nos quieren? Pensemos, por ejemplo, en una persona que se siente sola y abandonada, con muchas carencias en su vida y que no es tenida en cuenta por los demás, que la gente pasa a su lado y nadie se fija o se quiere fijar en ella; pensemos en alguien que se acerca a esa persona, se preocupa por ella, la atiende en sus necesidades, busca salida a sus problemas, trata de despertar una nueva ilusión en su vida, a través de muchos gestos y acciones y también a través de su cercanía y sus palabras le está manifestando que la quiere, que la aprecia, que quiere lo mejor para ella, ¿no será una buena noticia, una alegría inmensa la que esa persona está recibiendo?
Decirnos que el Reino de Dios está cerca es anunciarnos esa cercanía de Dios, es decirnos que Dios nos ama y que nosotros somos importantes para El, es un comunicarnos de alguna manera que nuestra vida tiene un sentido y tiene un valor, y que a pesar de todas las negruras que podamos tener en la vida y envuelvan a nuestro mundo para nosotros hay una luz, para nosotros y para nuestro mundo hay una esperanza de algo nuevo y mejor. Sí, anunciarnos la cercanía del Reino de Dios, es anunciarnos la cercanía de Dios, es anunciarnos que Dios nos ama y eso se va a manifestar de muchas maneras para ser un hombre nuevo y para poder tener un mundo mejor.
 Y este anuncio para nosotros es un regalo del amor de Dios. Por eso nos dirá Jesús que lo que gratis hemos recibido, gratis hemos de darlo también. Esta hermosa noticia del amor y de la cercanía de Dios no nos la podemos guardar para nosotros. Por eso Jesús nos envía a que también la comuniquemos a los demás. Por esto tenemos que ir llevando el anuncio de la paz; por eso tenemos que ir en verdad haciendo que nuestro mundo sea mejor porque seamos capaces de mitigar todo dolor y todo sufrimiento, porque hemos de ser capaces de ir sembrando esperanza en cuantos nos rodean y se ven envueltos también en tantas negruras y tristezas; por eso tenemos que ir curando tantos corazones rotos; por eso vamos a compartir todo lo que somos para que los demás no sufran.
Es la misión que Jesús nos confía; es el anuncio que hemos de hacer. Con nuestros gestos, con nuestro amor, con nuestro corazón lleno de paz que trata de compartir con los demás estamos diciéndole a los demás que Dios nos ama, que Dios está cerca de nosotros porque esta a nuestro lado, porque quiere estar también en nuestro corazón.
Id y proclamad que el Reino de Dios está cerca, que Dios está cerca de nosotros y está manifestándonos continuamente su amor. Que seamos capaces de abrir los ojos para descubrir tantas señales de ese amor de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada